Sábado, 18 de noviembre de 2017

Mitos sobre el aprendizaje de un segundo idioma

10/03/2009
NULL

NULL

La TerceraMito 1. Aprender antes garantiza mejores resultados. Falso."La noción de que hay una edad óptima está equivocada, todo depende de la calidad de los profesores y del tipo de metodología", dice Fred Genessee, de McGill University. La idea se generó a partir de las investigaciones sobre los períodos críticos para el desarrollo de ciertas funciones y habilidades cognitivas, los que tendrían su peak entre los cero y tres años. Hoy está demostrado que si bien los niños que aprenden una lengua extranjera a temprana edad logran mayor fluidez y un acento nativo, hacerlo más tarde también tiene ventajas. Varios estudios han concluido que si se adquiere otro idioma entre los ocho y 12 años, se comprende más rápido la sintaxis y morfología en comparación con quienes aprendieron entre los cuatro y siete años. Esto, debido a la madurez cognitiva de los mayores, que les da más capacidad para entender las reglas gramaticales.Mito 2. No hay que hablarles en dos idiomas a los niños pequeños porque se confunden. Falso.Hoy está demostrado que esta confusión es transitoria y que no es otra cosa que una expresión de dominio de los dos idiomas. Un niño bilingüe maneja una estructura mental en relación al vocabulario, gramática y pronunciación para cada lengua. Y es capaz de cambiarse de uno a otro con facilidad.Mito 3. Los bilingües son más inteligentes. Falso.Tienen mejor rendimiento en áreas como escritura, lectura y matemáticas en su idioma materno, pero no han demostrado mayor coeficiente intelectual. Investigadores canadienses estudiaron el rendimiento de más de cinco mil estudiantes, bilingües y monolingües, en escritura, lectura y matemáticas en su lengua materna. En sexto grado, los bilingües superaron a los segundos en matemáticas y escritura. ¿La razón? Al exponerse a un segundo idioma, los estudiantes están frente a patrones de uso de dos sistemas y son forzados a pensar sobre cómo funcionan las estructuras de uno y otro. Esto hace que controlen antes y mejor la "función ejecutiva", relacionada con la planificación, categorización y la atención, que se desarrolla a partir de los cinco años (es la última en evolucionar)."Al conocer dos tipos de reglas y vocabulario, se desarrolla más el conocimiento del idioma materno y se entienden mejor las matemáticas, que también son un lenguaje", dice María Eugenia Ziliani, de la Facultad de Educación de la UC.Esta habilidad también es una fuente protectora contra la pérdida de las funciones cognitivas, especialmente las ejecutivas, que comienzan a decaer a partir de los 60 años. Investigaciones han demostrado que los adultos mayores bilingües muestran un decaimiento menos acentuado de ellas. Sin embargo, en las otras funciones cognitivas no han demostrado mejor desempeño. Incluso, investigaciones hay encontrado un pequeño retraso, de milésimas de segundos, en llevar a cabo actividades como hacer dibujos.Mito 4. Los medios audiovisuales sirven. Falso.Un estudio realizado entre menores de seis a 12 meses por investigadores de la U. de Washington encontró que si los menores son expuestos frecuentemente a sonidos grabados en otros idiomas, pierden paulatinamente la capacidad de percibirlos. Esto no sucede con los sonidos producto de la interacción humana. Así, los materiales audiovisuales son un apoyo, pero nada reemplaza el rol del profesor, de padres que lean en voz alta en una segunda lengua o el de otras personas hablándola.Mito 5. Hay que recurrir a programas intensivos. Falso.La exposición a un segundo idioma debe ser alta (al menos el 50% del currículo no relacionado con el idioma), pero el exceso no garantiza resultados. Un estudio entre alumnos angloparlantes de un programa de inmersión en francés lo comprobó. Los jóvenes con el 80% de las clases en francés tuvieron el mismo desempeño que quienes sólo tuvieron el 40% de las clases en ese idioma. La razón: los primeros tenían metodologías más motivantes, personalizadas e interactivas que los segundos y sabían con anticipación qué iban a estudiar.Qué influye en el aprendizajeEl éxito en la adquisición de un segundo idioma, cuando se es mayor, depende de qué tan profundo sea el manejo de la lengua materna. Las estrategias de aprendizaje, el conocimiento de las reglas gramaticales y una mayor cultura en el idioma local desarrollan una madurez cognitiva clave en el aprendizaje de una segunda lengua.Estudiantes de programas de inmersión durante la primaria que en la secundaria tuvieron el mínimo de clases en otro idioma perdieron todos los conocimientos ganados. "El cerebro puede olvidar las herramientas que adquirió si estas no son usadas. Y no hay mejor manera de retomarlas que comenzar a leer, escribir, escuchar y hablar en el otro idioma", dice Fred Genessee.BilingüesLas personas que hablan con fluidez dos idiomas tienen varias ventajas: tienen mejor comprensión de la lengua materna y mejor rendimiento en áreas como matemáticas, y experimentan menos problemas de memoria en la vejez.