Jueves, 23 de noviembre de 2017

Maestros brasileños muestran en Timor cómo enseñar en portugués

15/08/2008
NULL

NULL

EFECincuenta maestros brasileños trabajan desde esta semana en Timor Oriental enseñando a 3.000 colegas locales cómo dar clases de matemáticas o geografía en portugués, la lengua que este joven país eligió como oficial pese a que casi nadie la domina. "Es todo un reto", aseguró a Efe el director del programa de formación brasileño en Timor Oriental, el italiano Fernando Spagnolo."La mayoría de los profesores de Timor no están preparados para dar clases en portugués", explica el responsable, que destaca la gravedad del problema debido a que la educación, afirma, es la base del desarrollo de un país."A algunos les damos clases de idioma especializado para que puedan impartir sus asignaturas, sobre todo las de ciencias. A otros tenemos que enseñarles portugués, porque no tienen un nivel mínimo", detalla Fernando Espagnolo.Entre agosto y septiembre, más de 700 profesores timorenses están recibiendo clases de portugués especializado en materias científicas y alrededor de 2.300 están mejorando su portugués dentro de este programa de cooperación brasileño.Después, los maestros locales regresarán a sus puestos, la mayoría en las áreas rurales del país, para el arranque del curso escolar. Timor Oriental, el país más joven y pobre de Asia, está echando a rodar como nación en todos los sentidos desde que alcanzó su independencia en 2002. El ámbito de la educación, como en muchos otros, se encuentra aún en fase de consolidación."En la mayor parte de las escuelas de Timor aún no tenemos libros de texto en portugués, a pesar de ser el idioma oficial. La mayoría sigue utilizando los libros en indonesio que tenía hace diez años", cuando el país estaba ocupado por Indonesia, apunta el director del programa brasileño. El gobierno timorense optó por el portugués debido a los cuatro siglos de dominación lusa en esta región. También quería evitar ser engullido cultural y políticamente por sus vecinos, Indonesia y Australia, si optaba por el indonesio o el inglés como lengua oficial.No obstante, se estima que menos del cinco por ciento de la población, básicamente las personas mayores y las elites conoce esta lengua latina. Alrededor del 60 por ciento de los timorenses habla indonesio, como consecuencia de la intensa campaña de escolarización que llevó a cabo Yakarta durante los 24 años de ocupación (1975-1999).Además, la mayor parte de los timorenses, en torno al 80 por ciento según las cifras oficiales, se expresa en tetún, la segunda lengua oficial del país y una de las más extendidas.Aunque, según Fernando Espagnolo, este idioma cuenta con diversas dificultades que impiden su implantación como lengua instrumental en las escuelas."El tetún es un lenguaje hablado, apenas se escribe y tiene un vocabulario limitado. Además, su gramática no está muy desarrollada", asegura.A pesar de estos desafíos, el director del programa brasileño de formación de profesores considera que se están logrando avances."En 2005, cuando llegamos, no sabíamos por dónde empezar. Ahora las cosas van mejorando", afirma, aunque considera que aún queda mucho trabajo por delante."La educación primaria está en mejor situación que la secundaria", agrega, y explica que en estos últimos tres años se han preparado y editado libros en portugués para los siete primeros cursos de la educación básica.Ahora, el programa mira hacia el futuro, gracias a la prolongación por otro trienio del acuerdo bilateral de cooperación en materia de educación entre Brasil y Timor Oriental, firmado el mes pasado por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y su homólogo timorense, el premio Nobel de la Paz José Ramos Horta."Queda mucho por hacer. Estamos pensando en implantar una especie de bachillerato de emergencia para los profesores de secundaria que están ejerciendo y no tienen un título", indica Fernando Espagnolo."El gobierno de Timor está muy contento con nuestro trabajo y nos apoya en todo lo que hacemos", concluye.