Jueves, 23 de noviembre de 2017

México: diputados aprueban segundo
idioma obligatorio

25/04/2010
NULL

NULL

Roberto Garduño y Enrique Méndez, La Jornada La Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados aprobó con modificaciones la minuta con proyecto de decreto que envió el Senado, donde se contempla la urgencia de enseñar a 17 millones y medio de alumnos un segundo idioma, propiciar la cultura de la prevención del delito, hacer obligatoria la educación sexual y reproductiva, así como inculcar el rechazo a todo tipo de adicciones, estereotipos sexuales y homofobia. La comisión consideró indispensable regular, coordinar y operar un padrón nacional de alumnos, docentes, instituciones y centros escolares, mediante un registro nacional y un sistema de información educativa. Se discutiría en este periodo La minuta, que será enviada a la mesa directiva en San Lázaro para que la incluya en la orden del día de alguna de las tres últimas sesiones ordinarias que restan en la Cámara de Diputados, contempla favorecer la adquisición de conocimientos, la capacidad de observación, análisis y reflexión críticos, así como la formación de valores, actitudes, habilidades, capacidades y destrezas, incluyendo el dominio de un segundo idioma, que permitan al individuo incidir en su entorno y participar y cooperar con los demás. Asimismo, garantizaría a la Secretaría de Educación Pública determinar para toda la República los planes y programas de estudio para prescolar, primaria, secundaria, normal y demás, para la formación de maestros de nivel básico, considerando la opinión de las autoridades educativas locales y de los diversos sectores sociales involucrados en la enseñanza. Los alumnos en el país también recibirían en su preparación la promoción de la cultura de la prevención, así como el desarrollo de una cultura por la paz y la no violencia en cualquier tipo de sus manifestaciones, y el conocimiento de los derechos humanos y el respeto a los mismos. Parece más pertinente incorporar la idea de cultura de la legalidad, que se refiere al estricto cumplimiento de las obligaciones que la ley impone a los ciudadanos para garantizar la convivencia social y, por otra parte, que el ejercicio de sus derechos se realice en apego a las disposiciones legales. La minuta también propone desarrollar actitudes solidarias en los individuos y crear conciencia sobre la preservación de la salud, la planeación familiar, la paternidad responsable y la educación sexual y reproductiva, sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto al ser humano, así como propiciar el rechazo a los vicios y adicciones, fomentando el conocimiento de sus causas, riesgos y consecuencias. En ese terreno, se incidiría en desarrollar en los alumnos conocimientos y hábitos positivo; fomentar la conciencia sobre el ejercicio responsable de la sexualidad y prevención de enfermedades de transmisión sexual, así como el respeto a las diferencias y la construcción de una cultura para la igualdad entre mujeres y hombres, sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto a la dignidad humana, así como propiciar la prevención y el rechazo a todo tipo de adicciones, estereotipos sexuales y homofobia, mediante el conocimiento de sus causas, riesgos y consecuencias. Con objeto de combatir el individualismo que se ha forjado en la sociedad mexicana, la reforma fomenta los valores y principios de la cooperación. El proceso educativo se basará en los principios de libertad y responsabilidad que aseguren la armonía de relaciones entre educandos y educadores, y promoverá el trabajo en grupo para asegurar la comunicación y el diálogo entre maestros, alumnos, padres de familia e instituciones públicas y privadas. Para colocar las normas de organización en el sector, se propone coordinar y operar un padrón nacional de estudiantes, docentes y centros escolares; un registro nacional de emisión, validación e inscripción de documentos académicos y establecer un sistema nacional de información educativa.