Viernes, 24 de noviembre de 2017

Lingüistas prevén los dichos
antes de que ocurran

31/03/2010

El LibrepensadorUn equipo de investigadores americanos y australianos ha realizado nuevos descubrimientos en investigación lingüística relativa a «la capacidad humana de predecir lo que otras personas van a decir». Sus hallazgos podrían tener aplicaciones para pedagogos, logopedas, empresarios y otros profesionales interesados en el área de la comunicación y de la comprensión lingüística.«Todo el mundo está familiarizado con la práctica de terminar las frases de otra persona, es decir, predecir lo que alguien está a punto de decir. De forma notable, las personas son bastante precisas a la hora de realizar estas predicciones, no sólo en términos del contenido básico del mensaje, sino también en términos de elección de palabras y expresión de las oraciones», explican los investigadores de la Universidad de Standford (EEUU) y de la Universidad de Griffith (Australia). El estudio aparece publicado en la revista Language.Esta capacidad de predecir con eficacia la sintaxis de los demás dentro de un contexto procede del conocimiento que los investigadores denominan como «probabilidad lingüística». La capacidad humana para determinar dicha probabilidad se basa en la experiencia diaria del uso de nuestro lenguaje. Cuanta más experiencia del lenguaje tiene una persona, mayor es su capacidad de predecir.El trabajo apunta que este hecho se cumple para los diferentes dialectos de una misma lengua. «Por ejemplo, los individuos australianos y americanos que hablan inglés detectan patrones ligeramente diferentes en la expresión y el uso del idioma entre sus compañeros de habla. Esto les permite predecir con mayor eficacia la sintaxis que se utilizará en una variedad de contextos», aseguran los investigadores.Aplicaciones prácticasEsta capacidad intrínseca de predecir lo que se va a comunicar basada en la probabilidad conlleva una serie de repercusiones en la comprensión del lenguaje. «Los pedagogos dedicados a la enseñanza de lenguas extranjeras podrían centrar eficazmente sus esfuerzos iniciales en las construcciones de las oraciones más probables», dan como ejemplo los expertos.Asimismo, los empresarios encargados de comercializar sus productos o servicios podrían utilizar las frases más probables a la hora de preparar sus mensajes publicitarios. Por otro lado, estos descubrimientos en la investigación sobre probabilidad lingüística podrían ser útiles también para hacer el lenguaje informático más natural.Otra aplicación práctica sería la mejora de las herramientas utilizadas para perfilar y diagnosticar a las personas que presentan trastornos del lenguaje. «Los patrones lingüísticos son importantes para predecir la comprensión. Si podemos hacer un mejor uso de estos patrones para mejorar la comprensión, entonces podemos aumentar la capacidad de las personas para entenderse», concluyen los autores.Referencia bibliográfica:Joan Bresnan, Marilyn Ford, «Predicting syntax: processing dative constructions in American and Australian varieties of English». Language 86 (1), marzo de 2010.