Viernes, 24 de noviembre de 2017

Las listas de lenguaje médico en Internet

21/05/2009
NULL

NULL

MedicablogAunque, por falta de perspectiva, no nos sea posible valorar en toda su dimensión las repercusiones sociales, económicas y culturales de Internet, sí es ya evidente que la revolución internética únicamente puede compararse, en la historia cultural de la humanidad, a la que supuso la imprenta como motor del Renacimiento a finales del siglo XV. Las nuevas posibilidades de comunicación e intercambio de información entre personas de distintos países con inquietudes afines han convertido a internet en la principal fuente de información para los traductores científicos y los amantes del lenguaje médico. Por iniciativa del médico mejicano Gustavo Silva, traductor de plantilla en la Organización Panamericana de la Salud, en Washington, en septiembre de 1999 nació MedTrad, una lista de ayuda mutua que hoy integramos más de doscientos traductores médicos, redactores científicos, terminólogos, académicos, correctores, profesores universitarios, investigadores científicos y otros profesionales europeos y americanos interesados por las cuestiones relativas al lenguaje médico en español. Los objetivos iniciales de la lista de debate se han cumplido con creces. En sus ya casi diez años de existencia, los miembros de MedTrad llevamos intercambiados más de 71.000 mensajes con consultas relativas a los aspectos más diversos del lenguaje médico: ¿cuál es la mejor traducción de end-organ toxicity, outcome variable, DNA chip o resilience?; ¿es lo mismo un adjunto español que un médico de planta argentino?; ¿dónde pueden encontrarse las normas tipográficas para el genoma humano? Fuera del ámbito hispánico, y con acceso libre, la lista Medical Translation, fundada en junio de 1999, cuenta con cerca de 1.200 suscriptores que abarcan las más variadas combinaciones lingüísticas. Y mucho más joven que las dos precedentes, la lista MedPharm está empezando su andadura como lista multilingüe de lenguaje medicofarmacéutico, pues se fundó el pasado mes de agosto. La participación activa en cualquiera de ellas es sumamente recomendable para cualquier médico interesado por el lenguaje médico en español y otras lenguas.