Jueves, 23 de noviembre de 2017

La prensa mundial en una encrucijada
decisiva

13/01/2010
NULL

NULL

Juan Oliver, La Voz de Galicia

La crisis ha hecho que la publicidad en los medios escritos cayese entre un 20 y un 50% en el último año. En Estados Unidos, viene cayendo un 10% al año desde hace varios años, una tendencia insoportable para cualquier empresa

La prensa escrita nació de la mano de la Europa ilustrada para acabar con las tiranías absolutistas y abrir el camino a las democracias modernas. Desde entonces los periódicos han escrito y descrito la historia como garantes del derecho de los ciudadanos a expresar sus opiniones, y esa historia dice que sin prensa no hay prensa libre, y que sin esta resulta inviable el modelo de convivencia política del que se han dotado los europeos. Por eso la crisis a la que se enfrentan los medios tradicionales trasciende lo económico: no se trata solo de la supervivencia de un sector industrial, sino de los valores sobre los que se ha construido la sociedad.«Una industria de periódicos sana beneficia a la democracia y a los ciudadanos, pero eso exige que la libertad de prensa esté garantizada a través de medidas legales y económicas», asegura Valdo Lehari, presidente de la Asociación Europea de Editores de Periódicos. En la asamblea que la organización celebró en noviembre pasado en Sevilla, el sector reclamó una adaptación de las reglas del juego a sus necesidades, que hasta ahora defiende en solitario ante la competencia de Internet, en muchos casos desleal porque la mayoría de los contenidos periodísticos que se ofrecen de forma gratuita en la Red pertenecen, precisamente, a los medios escritos. «El respeto al copyright y la recompensa por la inversión en la creación de contenidos es un componente esencial del modelo de negocio de la prensa», recuerdan los editores europeos.Al auge de la difusión gratuita de información en Internet se ha unido la crisis económica, que ha hecho que la publicidad en los medios escritos haya caído en el último año entre un 20% y un 50% en la UE. Al tiempo, la participación de los medios digitales en la tarta publicitaria se ha disparado desde el 3,4% del 2003 al 14,6% del 2009. Según un informe de la consultora PricewaterhouseCoopers, en el 2012 será del 19%, muy cerca del 21,6% de los medios tradicionales, que en el 2003 copaban cerca del 30% del pastel.En la UE se publican hoy unas 1.200 cabeceras, aunque según otro estudio de la Universidad de Málaga son menos de 200 las que, como La Voz de Galicia, distribuyen más de 100.000 ejemplares diarios. Ese segmento agrupa a cerca del 73% de la difusión de información escrita en el continente, y la mayoría son diarios de tamaño medio: solo seis venden más de un millón de copias, y solo diez, más de medio millón.LectoresTodos están en pleno proceso de replanteamiento de estrategias, porque les resulta más difícil conservar audiencias y captar nuevos lectores entre un público volcado en los nuevos formatos. Según PwC, en el 2012 habrá en el mundo cerca de 750 millones de conexiones de alta velocidad a Internet, frente a las 216 millones del 2008.«Los editores están aprendiendo que los problemas y las soluciones ya no son iguales para todos», sostiene la Asociación Mundial de Editores, que anima a los periódicos «a diseñar planes de futuro que se ajusten exclusivamente a los deseos y necesidades de sus lectores». La publicidad interactiva, las suscripciones combinadas on line y en papel y su integración con los soportes de audio y vídeo, el cobro selectivo por los contenidos o la adaptación a la navegación por Internet mediante móviles son ideas ya en marcha.