Miércoles, 22 de noviembre de 2017

La milenaria historia de las canciones de
cuna

29/01/2013
NULL

NULL

BBC Mundo. Hace cuatro milenios un antiguo babilonio escribió una canción de cuna que una madre le cantaba a su hijo. A pesar de que probablemente el niño se dormía, el mensaje de la canción no es muy tranquilizador.Se trata de una reprimenda al bebé por despertar al dios de la casa con sus llantos, lo que tendrá consecuencias. Esta es una de las primeras canciones de cuna de las que se tiene constancia, fechada alrededor del año 2000 a. de C. Se encuentra grabada en una pequeña tabla de barro que cabe en la palma de la mano.La escritura es cuneiforme —una de las primeras formas de escritura— y debió haber sido transcrita con cuidado por un escriba babilonio con un estilete hecho de caña en lo que actualmente es Irak.Los temas que asustaban a los niños eran típicos de las canciones de cuna de esa época, según explica Richads Dumbrill, un experto en música antigua del Museo Británico de Londres, donde está guardada la tabla que contiene la canción de cuna.«Quieren decirle al niño que ha hecho mucho ruido, que despertó al demonio, y si no se calla de inmediato, el demonio se lo comerá».Muchas de las canciones de cuna que cantan hoy en día también tienen un trasfondo oscuro. «Balancéate, balancéate, balancéate», comienza diciendo una canción del pueblo Luo de Kenya, antes de volverse amenazante diciendo «al niño que llora se lo comerá una hiena», algo que puede ser verdad en algunas partes del país.