Sábado, 18 de noviembre de 2017

La lengua no está en retroceso, está viva (académica)

24/03/2009
NULL

NULL

La lengua no está en retroceso, está viva (académica)

Entrevista de Virginia Drake, de Gazeta.esEs inteligente, rápida, discreta y acogedora. Nos recibe en su casa de Madrid a la hora del café, con un jarrita de barro entre las manos y nos invita a compartir un té caliente. Cuenta que su deseo es poder seguir investigando y dando clases en la Universidad, y asegura sentirse abrumada por su ingreso en la RAE. La suya, la única candidatura presentada, fue propuesta por Margarita Salas, Álvaro Pombo y José Antonio Pascual, y resultó aprobada en tercera votación, sin ningún voto en contra. En un año realizará su discurso de ingreso.

Si el alfabeto tiene 28 letras y la RAE las multiplica por dos (mayúsculas y minúsculas)… las cuentas no salen.Es verdad, yo tampoco lo entiendo porque sólo hay 46 miembros. Habrá que preguntárselo a los señores académicos.Con su elección ha roto un par de techos de cristal: la primera filóloga en la Academia, la más joven de la institución…No he roto más techos que los que rompe mi generación. Creo que estaba en el lugar y en el momento justo, ha sido un poco por casualidad, he tenido suerte.¿Al saber llaman suerte?Bueno, indudablemente, algún mérito hay que tener…¿Por qué, para ser académicos, a los filólogos se les exigen ser catedráticos de Lengua y a los escritores no se les exige, por ejemplo, ser catedráticos de Literatura?Es una ley no escrita que los académicos tengan una trayectoria profesional ya culminada. A los escritores no sé que culminación o que reconocimiento habría que exigirles más allá de su propia obra.Parece que se impone el leísmo, ¿es de marisabidillas seguir utilizando correctamente el ‘lo’?Yo no soy purista y no puedo decir que una u otra forma sea incorrecta. El uso va imponiendo los cambios.Entonces, ¿acabaremos pensando ‘de que’?Pues quién sabe, eso depende de la voluntad colectiva de los hablantes.La veo muy entregada a la voluntad del pueblo.Sí, sí, totalmente; en cuestiones de Lengua ha de ser así.Los eruditos se quejan de lo mal que hablamos, ¿estamos destrozando la Lengua?No lo creo, la Lengua no está en crisis ni en avance ni en retroceso; la Lengua está viva. Yo no arremeto contra nadie por su forma de expresarse, ahí no me van a ver. En ese sentido soy un desastre, no soy prescripcionista. No me pregunte qué se dice mejor porque respeto todas las formas de hablar.¿Qué tal hablan sus hijas?¡Pufff! Como todos los de su edad: ya se sabe, en casa del herrero, cuchillo de palo. Pero es que la Lengua de los jóvenes no la fijan sus padres sino el entorno. Además, no les entusiasma nada la asignatura; me dicen: “Mamá tu te dedicas al ‘le’ y al ‘lo’ y eso es horrible”.Sus mentores han dicho que usted abrirá las puertas de la modernidad en la RAE, ¿va a romper algún molde?No lo sé, dije que quería hacer un discurso con imágenes y me pusieron una cara que no se cómo interpretar.¿Y al final lo hará?Depende un poco de si lo permite el salón, pero mi idea sería proyectar imágenes