Miércoles, 22 de noviembre de 2017

La lengua española tendrá un vasto diccionario de voces literarias

08/07/2007
Susana Reinoso

NULL

http://www.lanacion.com.ar/cultura/nota.asp?nota_id=924030Una buena nueva para la lengua española pasó inadvertida para el mundo de la cultura: el proyecto de diccionario de términos literarios, diseñado por el director del Instituto de la Lengua Española (CSIC), Miguel Angel Gallardo, que es académico correspondiente de la Academia Argentina de Letras (AAL). La propuesta fue anunciada en Trujillo, España -cuna de Francisco Pizarro- y al acto asistió el presidente de la AAL, Pedro Luis Barcia. La obra, que se llamará Diccionario Español de Términos Literarios Internacionales (DTLI), será "la más amplia en su género en todas las lenguas -dijo Barcia, en diálogo con LA NACION- y tendrá un registro inicial de 5000 términos, base que irá creciendo con nuevas incorporaciones". Será un trabajo enciclopédico que alcanzará a los ocho tomos, según Barcia. "Posibilitará un amplio tratamiento de voces como «romanticismo», «nueva novela hispanoamericana», «zarzuela», «nuevo periodismo», «gauchesco»y «grotesco criollo»", entre otras. Summa de la cultura La propuesta, concebida desde la cultura en español, incluirá otros términos que en las obras de referencia se conocen en su lengua original. Por ejemplo: dolce stil novo, Bildungsroman [en referencia a la novela de aprendizaje vital] o beat generation. "En otros casos, como el término«romanticismo», prevalecerá la parte literaria, pero el diccionario incluirá también su significación en la moda, la arquitectura y la filosofía", dijo Barcia. Desde España, el académico Garrido expresó que el DTLI procura constituirse en "la summa de la cultura contemporánea -actual y pasada- desde la perspectiva del mundo hispanohablante. El español no tiene todavía una enciclopedia de los términos literarios usados en los estudios de la literatura, semejante a la Encyclopedia of Poetry and Poetics, de la Universidad de Princeton o al Dictionnaire International des Termes Littéraires, de Escarpit. La idea es que esta obra contenga los términos de uso entre nosotros y también de la crítica literaria mundial". Entre las voces que se someterán a estudio, de «aberrante» a «zéjel», pasando por «mímesis», «poética», «semiótica», «canon» y «deconstrucción», se incluyen palabras casi sin tratamiento en obras similares de otras culturas. Por ejemplo: «alta comedia», «costumbrismo», «corrido», «cantiga», «bululú», «culteranismo», «esperpento», «gongorismo», «germanía», «tango», «teatro campesino», «tertulia», «payada», «noucentismo» y «morisco», entre otros términos literarios. Garrido señala: "Se tratarán con especial interés las palabras con mayor peso en la cultura en español, así como los términos en español que no están representadas en otras culturas". Por ejemplo, el haiku japonés, que puede ser tratado por un hispanista de nacionalidad japonesa, o midrash [en hebreo], cuyo significado será incluido. Alcance Con esta obra, los académicos pretenden llegar a los especialistas de la lengua y al mundo universitario hispanohablante, para alcanzar luego los textos de la enseñanza secundaria. Entusiasmado con el desafío, Garrido dice: "Imagine usted lo que significa, desde un punto de vista cultural, expresiones como «feminismo», «ideología de género» o «multiculturalismo». E incluso, otras de mayor calado, como «literatura y Dios», «arte y literatura». Nos esperan debates que espero que sean capaces de constituir una verdadera escuela hispánica de humanidades". En consonancia con esta novedosa iniciativa, la empresa Petrobras distribuyó hace dos meses, en forma gratuita, un Diccionario de Autores Argentinos, con más de 2600 entradas, clasificadas por orden alfabético y por género (ensayo, poesía, dramaturgia, narrativa, literatura para niños y jóvenes, y humor gráfico).