Jueves, 23 de noviembre de 2017

La Academia Mexicana de la Lengua

07/05/2011
NULL

NULL

El EconomistaFundada con el nombre original de la Academia Mexicana Correspondiente de la Española, la Academia Mexicana de la Lengua inició sus trabajos en 1875 con el objetivo de contribuir en la construcción de la identidad lingüística de los mexicanos.A lo largo del siglo XIX surgieron en el México independiente varios intentos de crear una academia de la lengua propia que entre sus objetivos tuviera conservar y restituir la pureza del español, reimprimir y hacer circular las obras de autores clásicos, redactar diccionarios de voces hispanomexicanas y diccionarios y gramáticas de las lenguas habladas en territorio nacional, conformar atlas del uso del idioma, seleccionar obras útiles para el estudio de la poesía y la elocuencia, auxiliar en el uso y estilo de la lengua a quienes lo requirieran, establecer premios y corregir el uso anárquico de la ortografía.Como parte de estas preocupaciones surgió en 1835 la Academia de la Lengua; en 1865 aparecen las secciones dedicadas a la filología y la literatura de la Academia Imperial y en 1870 las de la Academia Nacional de Ciencias y Literatura, sin embargo la existencia de estás instituciones se truncó debido a la inestabilidad política del país.Finalmente, las sesiones preparatoria e inaugural de la Academia Mexicana Correspondiente de la Española se celebraron los días 13 de abril y 11 de septiembre de 1875, respectivamente, y en la sesión del 25 de septiembre del mismo año se completó la elección de la primera Mesa Directiva. Inició la publicación de sus memorias el año de 1876.En 2001, la corporación cambió su nombre por el de Academia Mexicana de la Lengua, y desde ese año opera su sitio de internet: www.academia.org.mx el cual ofrece información institucional y obras de consulta lingüística en línea, de acceso gratuito.Actualmente la Academia Mexicana de la Lengua está formada por 36 miembros en activo y puede además elegir cinco miembros honorarios más.La Academia ha contado entre sus miembros a con los más ilustres escritores, lingüistas y estudiosos del país: filólogos, gramáticos, filósofos, ensayistas, poetas y novelistas, así como comunicólogos y jurisconsultos, dramaturgos e historiadores, humanistas y científicos han ocupado un lugar en la corporación.Entre los trabajos y publicaciones de la Academia Mexicana de la Lengua destacan el Índice de mexicanismos (1997); el Diccionario breve de mexicanismos (2001); el Refranero mexicano (2004).La Academia Mexicana de la Lengua participa en los trabajos que realizan en conjunto todas la academias americanas y la española, de esta manera ha participado en la realización de la vigésimo segunda edición del Diccionario usual (2001); del Diccionario panhispánico de dudas (2005); del Diccionario del estudiante (2005) y su edición especial para Latinoamérica, el Diccionario práctico del estudiante (2007), y del Diccionario esencial de la lengua española (2006).También coeditó junto con la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española la edición conmemorativa de la obra de Cervantes, que incluyó, dentro del apartado “La lengua de Cervantes y el Quijote”, el estudio “Oralidad, escritura, lectura” de la académica mexicana doña Margit Frenk.