Viernes, 17 de noviembre de 2017

Instituto Cervantes ofrece clase de español por internet

02/02/2009
NULL

NULL

La Opinión de Granada Los colegios granadinos se asemejan cada vez más a una torre de Babel en la que se pueden escuchar decenas de lenguas distintas, una situación que tiene su origen en el, desde hace años, creciente proceso migratorio con destino en España. La Consejería de Educación se ha visto obligada durante este curso a incrementar hasta 31 la cifra de Aulas Temporales de Adaptación Lingüística (ATAL) disponibles en centros educativos públicos de la provincia, unos centros cuyo objetivo es enseñar castellano a la mayor parte de los 3.200 alumnos extranjeros que se han incorporado a los centros granadinos sin tener apenas conocimiento del idioma local. El programa de enseñanza de español de la Consejería de Educación se lleva realizando desde hace dos años, pero en esta ocasión añade un aliado de lujo, el Instituto Cervantes. El organismo dependiente del Ministerio de Cultura, encargado de promover el castellano por todo el mundo, colabora desde hace tiempo con la Administración andaluza en la enseñanza del español a alumnos inmigrantes, y lo hace a través de internet. Unos 300 escolares inmigrantes de centros educativos granadinos reciben clases de español gracias al Aula Virtual del Instituto Cervantes, una iniciativa que, como indica su nombre, se desarrolla en las propias aulas gracias a la dotación informática que ya tienen buena parte de los colegios e institutos de la provincia, según explicaron fuentes educativas. El Aula Virtual complementa así la labor de las ATAL. Este servicio favorece la incorporación e integración al sistema educativo de los alumnos extranjeros, especialmente en la etapa de escolarización obligatoria, ya que los cursos están dirigidos fundamentalmente al alumnado de Primaria y Secundaria. El Aula Virtual se organiza en cuatro niveles (inicial, intermedio, avanzado y superior) en función del conocimiento que tenga el alumno de la lengua española. Las clases se desarrollan durante el horario lectivo y están atendidas por los propios profesores del centro, que anteriormente han recibido formación específica a través de los cursos de formación de tutores a distancia del Aula Virtual. Distribución geográfica. Este servicio supone una gran ayuda para los centros que ya disponen de ATAL, según reconocieron fuentes de la Delegación Provincial de Educación. De hecho, casi la mitad de los colegios e institutos de Secundaria granadinos que cuentan con aulas de adaptación lingüística se ubican en la Costa y en la comarca de la Contraviesa, precisamente las dos zonas de la provincia que concentran el mayor número de familias inmigrantes. Le siguen, a distancia, el área metropolitana de Granada y la propia capital. Las ATAL granadinas, que cuentan con 31 profesores específicos –hay 315 en toda Andalucía–, son de dos tipos: Fijas o itinerantes. Las primeras están ubicadas en un centro a tiempo completo y se localizan en las zonas con mayor índice de población inmigrante. El profesorado de las segundas, en cambio, se desplaza para atender colegios de una misma zona, igual que sucede con los maestros que trabajan en los colegios públicos rurales (CPR). Eso sí, las clases no suelen superar los 15 alumnos con el objetivo de obtener el máximo rendimiento. La Consejería de Educación, además, ha vuelto a poner en marcha este año el programa de actividades extraescolares de apoyo lingüístico para el alumnado inmigrante, un programa que ocupa de dos a tres horas semanales por las tardes.