Domingo, 19 de noviembre de 2017

Instituto Cervantes apuesta por Brasil para difundir el español

19/07/2007
NULL

NULL

Abel Gilbertwww.elperiodicodearagon.comEl Instituto Cervantes puso en marcha el martes en Brasil su mayor red de centros de difusión de la cultura española en el mundo, con la presencia del Príncipe de Asturias y el ministro de Cultura, César Antonio Molina. Brasil tiene dimensiones continentales. Todo lo que ocurre aquí se amplifica. Y eso comienza a suceder con el castellano. El instituto contará el año próximo con nueve centros en las principales ciudades brasileñas, y con el tiempo irá a por más. Los siguientes países en presencia del Cervantes son Marruecos (cinco centros), Francia (cuatro) y Estados Unidos (tres). El príncipe Felipe inauguró la sede de Brasilia, la capital que simboliza las grandes aspiraciones modernistas brasileñas. Brasil, recordó, es un "socio estratégico" de España, una "gran realidad política, económica, social y cultural". Los nuevos centros de Salvador de Bahía, Curitiba y Porto Alegre se sumaron a la ceremonia a través de videoconferencias. El Cervantes ya es una referencia cultural en Sao Paulo y Río de Janeiro, a finales de este año se abrirán las puertas del centro de Recife y para principios del 2008 está previsto inaugurar en Belo Horizonte y Florianópolis. APROXIMACIÓN El Príncipe, que ayer también se reunió con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, destacó a su vez que el Instituto no solo enseña la lengua española sino que da a conocer "lo más vivo de la cultura española e hispanoamericana" y contribuye a la "progresiva aproximación entre ambos mundos intelectuales". "No queremos ser extranjeros en Brasil sino una institución brasileña más", dijo César Antonio Molina, hasta hace muy pocos días director del Cervantes. El canciller interino de Brasil, Samuel Pinheiro, consideró que el peso adquirido por el Cervantes es consecuencia del "interés extraordinario" que tienen Madrid y Brasilia en forjar una alianza "cada vez más estrecha". Alianza que se está fortaleciendo acontecimiento tras acontecimiento. La nueva sede del Instituto Cervantes en Brasilia estuvo ayer abarrotada de invitados, en su mayor parte diplomáticos, intelectuales y gente del mundo de la cultura. Entre ellos estaba Nélida Piñón, ganadora del Premio Príncipe de Asturias de literatura en el 2005. "Ahora nos conocemos mucho más. En Brasil se publican más autores hispanoamericanos y se venden más libros en español. Ojalá que pronto suceda allá lo mismo con el portugués", declaró a este diario la escritora carioca. Desde luego, el Instituto Cervantes está poniendo de su parte para que esto suceda.