Sábado, 20 de julio de 2019

IC: «Niños
castellanohablantes son segregados en
Cataluña»

05/02/2010
NULL

NULL

La Voz LibreImpulso Ciudadano ha denunciado la «segregación» y «marginación» que sufren los niños castellanohablantes en Cataluña y «los criterios discriminatorios» aplicados por la Generalitat de Cataluña con motivo del inicio de la campaña de preinscripción escolar para el próximo curso 2010-2011. «El Gobierno de Cataluña reduce el derecho a recibir las primeras enseñanzas en lengua castellana únicamente a la posibilidad de que los padres soliciten que sus hijos reciban atención lingüística individualizada», critica José Domingo, impulsor del ‘lobby’ no nacionalista.La asociación considera que las medidas de la Generalitat «vulneran los derechos humanos y los de la infancia». «Queremos informar a la opinión pública de que el modelo de solicitud de preinscripción del Departamento de Educación ignora, un año más, el derecho de los padres a que sus hijos reciban la educación infantil y el primer ciclo de la educación primaria en su lengua habitual cuando ésta es el castellano», manifiesta. Asimismo, «se niega, nuevamente, a acatar las resoluciones judiciales que le instan a facilitar la opción lingüística en cualquiera de las dos lenguas oficiales mediante la inclusión de una casilla a tal efecto en el impreso de preinscripción».Impulso Ciudadano denuncia que el Gobierno catalán ha blindado su modelo de inmersión lingüística mediante la Ley de Educación de Cataluña. «En aplicación de esta ley, actualmente recurrida ante el Tribunal Constitucional, el Gobierno de Cataluña va más allá de sus incumplimientos en campañas de preinscripción anteriores, reduciendo el derecho a recibir las primeras enseñanzas en lengua castellana, que figuraba semiescondido en los impresos de los últimos cursos, a la posibilidad, en el nuevo modelo de impreso, de solicitar que sus hijos reciban atención lingüística individualizada», añade Domingo.La asociación recuerda que la Carta Europea de las Lenguas Regionales Minoritarias no prevé la enseñanza obligatoria en catalán para todos los alumnos, sino únicamente que reciban la educación en catalán si sus padres así lo desean. Asimismo, insisten en que la Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza de la UNESCO de 1960 obliga a los estados a derogar todas las disposiciones legislativas y administrativas y abandonar todas las prácticas que entrañen discriminaciones en la esfera de la enseñanza.«Queremos denunciar la segregación y la marginación de los niños castellanohablantes dentro del aula mediante el modelo de atención lingüística individualizada», explica José Domingo. Impulso Ciudadano califica de «perverso» al actual modelo. «Impide hacer efectivo el derecho a ser educado en castellano de una manera normalizada en Cataluña».