Viernes, 17 de noviembre de 2017

Gómez Torrego presenta 'Ortografía práctica del español'

22/05/2009
NULL

NULL

La Rioja¿Sabían ustedes que el vocablo 'solo' ya no lleva tilde? No lo lleva cuando se puede sustituir por solamente ni cuando significa soledad (en este caso nunca lo llevó). A los pronombres demostrativos también se les ha caído esta grafía. Por ejemplo, en la frase: 'Mi hermano, ese sí que tiene suerte», el pronombre 'ese' no se acentúa. La palabra 'arco iris' se puede escribir 'arco iris', pero se aconseja arcoíris. Y todo esto ¿desde cuándo?, se preguntarán. Habría que remontarse a dos fechas.¿Sabían ustedes que el vocablo 'solo' ya no lleva tilde? No lo lleva cuando se puede sustituir por solamente ni cuando significa soledad (en este caso nunca lo llevó). A los pronombres demostrativos también se les ha caído esta grafía. Por ejemplo, en la frase: 'Mi hermano, ese sí que tiene suerte», el pronombre 'ese' no se acentúa. La palabra 'arco iris' se puede escribir 'arco iris', pero se aconseja arcoíris. Y todo esto ¿desde cuándo?, se preguntarán. Habría que remontarse a dos fechas.La primera, 1999, cuando la Real Academia Española introdujo algunas variantes en su Ortografía de la lengua española de 1959. La segunda, diciembre de 2005, momento en que se publica el Diccionario panhispánico de dudas, elaborado por la Asociación de Academias de la Lengua Española y en el que tienen voz y voto 22 países o comunidades hispanohablantes. Esta última obra es, en la actualidad, la normativa de referencia.De bolsillo«Lo que se ha fijado en el Diccionario panhispánico prevalece sobre las particularidades de cada una de las academias», afirmó ayer el filólogo Leonardo Gómez Torrego, autor de Ortografía práctica del español (Espasa), un manual que recoge las novedades ortográficas aprobadas por la Real Academia Española y sancionadas por el Diccionario panhispánico de dudas.«La lengua es un organismo vivo y flexible, pero es necesario establecer unas pautas con el fin de que, dentro de doscientos o trescientos años, los españoles, los argentinos, los paraguayos y los mexicanos nos podamos seguir entendiendo».El manual, que se ha editado en formato de bolsillo (149 páginas), se divide en tres apartados: ortografía de las letras y las palabras, acentuación y puntuación.