Domingo, 19 de noviembre de 2017

Enseñanza de idiomas por internet

16/12/2009
NULL

NULL

Ibercampus¿Es posible practicar la parte oral de un idioma en una universidad en línea, en la cual no hay clases presenciales? La respuesta de la Universitat Oberta de Catalunya es que sí y que, además, aquello que a priori parece una limitación, puede convertirse en una oportunidad y una ventaja. Así lo ha demostrado Christine Appel, profesora responsable de la asignatura de inglés de la UOC que ha ideado ´Tándem´, una herramienta de aprendizaje que crea parejas lingüísticas —o tándems— entre personas nativas de lenguas diferentes, de tal manera que las dos aprenden conversando juntas.La herramienta Tándem tiene el apoyo de la Oficina Abierta de Innovación de la UOC y durante el pasado curso puso en contacto a 100 estudiantes de inglés de la Universitat Oberta de Catalunya con otros de castellano de la Open University y el Instituto Cervantes de Dublín, y 35 estudiantes de chino con sus parejas lingüísticas de la Universidad de Nankín y la Chinese University de Hong-Kong. Asimismo, 470 estudiantes de inglés de la UOC han utilizado Tándem para practicar entre ellos.La innovación de Tándem no radica tanto en la parte tecnológica de la herramienta —basada en el sistema de gestión de contenidos de aprendizaje Moodle y en el software para hacer llamadas a través de internet Skype— como en la académica, que es la que plantea mayores retos. Lo explica la misma Christine Appel, que lleva desde 1995 investigando cómo conseguir que los contactos entre estudiantes de inglés y castellano se desarrollen en un contexto que favorezca que cada participante saque el máximo partido posible. «El reto es siempre el mismo», expone Appel, «si juntas a dos personas que no se conocen y que, además, no dominan el idioma del otro, lo más probable es que no sepan qué decirse. Y el aprendizaje no puede depender de que sean extrovertidos y se lleven bien.»Otro punto clave son los temas de conversación, que en este tipo de ejercicios tradicionalmente giraban alrededor del intercambio de opiniones y la cultura del país de origen. «La investigación demuestra que conseguir que se genere espontáneamente un debate es muy difícil. Si ya es complicado en una clase presencial, lo es todavía más hablando con una persona nativa de una lengua en la que no te sientes seguro. Acabas acudiendo a lo más simple, a los tópicos: toros, sangría, flamenco...».La propuesta de Christine Appel es diametralmente opuesta al enfoque tradicional y se basa en una evidencia: «¿Cuándo solemos hablar por teléfono con un desconocido? Cuando necesitamos su ayuda para obtener una información». De esta manera, en los ejercicios que ha diseñado, ambos estudiantes necesitan conversar para recabar datos que sólo el otro conoce.Buena respuestaAppel asegura que la respuesta del colectivo de estudiantes de la UOC que ha probado Tándem está siendo «muy positiva» ya que, para muchos, «es la primera oportunidad de mantener una conversación en inglés con una persona nativa». Por eso, apunta que «la UOC trabaja para firmar convenios con la Open University que permitan integrar esta práctica en el currículum de manera que cada estudiante tenga una pareja de Tándem». Además, tal como adelanta la profesora, «estamos desarrollando herramientas que facilitarán la gestión de las tareas síncronas y que abrirán la gama de contenidos de los ejercicios para que puedan incluir vídeos e imágenes».