Miércoles, 22 de noviembre de 2017

El español es marginal en
traducciones de la UE

24/09/2010
NULL

NULL

Deutsche Presse AgenturLa traducción de documentos de la Comisión Europea a lengua española supone menos de un 5% del total, mientras el inglés domina claramente en las instituciones comunitarias, según el Ejecutivo de Bruselas.En concreto, los datos de los servicios de la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea reflejan que sólo se traduce al español aproximadamente el 4,5% de todos los documentos redactados por Bruselas, entre ellos los textos de directivas o reglamentos.La lengua de Shakespeare domina el panorama con un 14%. Le siguen el francés, con 10%, y el alemán, con un 8%, aseguró el portavoz de Educación, Cultura y Multingüismo de la UE, Denis Abbott.Vender el idiomaPrecisamente durante el semestre de presidencia española de la Unión Europea que acabó en julio pasado, el gobierno de Madrid presentó numerosas iniciativas para fomentar el uso del español en las instituciones. Se calcula que hay cerca de 5.000 funcionarios españoles trabajando para la UE.A pesar de que el castellano es hablado por más de 300 millones de personas en todo el mundo y de que España cuenta ya con una notable trayectoria en la UE, a la que se sumó en 1986, la lengua de Cervantes no tiene en Bruselas el reconocimiento que se desearía en España.Algunas instituciones como el Goethe-Institut de Alemania han lanzado una ofensiva para promover el idioma alemán en Bruselas. Entre ellas, el instituto ofrece este año cursos gratuitos de ocho meses a diplomáticos que trabajan en la capital comunitaria.«Pensamos que nuestro idioma debería tener mucha mayor presencia en Bruselas (...). Al fin y al cabo Alemania es la primera potencia económica de la UE. Queremos, de alguna manera, contrarrestar la excesiva presencia del inglés», explica Margit Pfaender, responsable de estos cursos en el Goethe-Institut de Bruselas.El próximo 26 de septiembre se celebra en toda Europa el «Día Europeo de las Lenguas». Este año, Bruselas quiere fomentar el aprendizaje de idiomas en las pequeñas y medianas empresas (Pymes). «El 11% de empresas de la UE pierde oportunidades de negocio por falta de competencias lingüísticas», aseguró Abott.