Jueves, 23 de noviembre de 2017

El castellano:lengua oficial de Bolivia

15/07/2007
NULL

NULL

www.lostiempos.comTodo parece indicar que el castellano será propuesto como lengua oficial de Bolivia en la Asamblea Constituyente, y la comisión respectiva propondrá asimismo que el quechua, el aymara y el guaraní sean reconocidos como lenguas principales en el país del altiplano.Como nunca falta un loco en la Asamblea (que por algo se realiza en Sucre), alguien propuso que las lenguas oficiales del Estado sean treinta y seis, o sea todas las que hablan las comunidades indígenas que existen en el país, convirtiendo a Bolivia en una moderna Torre de Babel, donde según el relato bíblico, sus soberbios constructores quisieron elevarla asta el Cielo siendo castigados por Dios con la confusión de lenguas que impidió la conclusión del proyecto irreverente. Menos mal que en Bolivia la lengua mayoritaria es el castellano, seguido del quechua que lo habla una cuarta parte de la población mientras que el aymara no llega al veinte por ciento. También hay que anotar que la mayor parte de los aymaristas y quechuistas hablan también el castellano para comerciar mejor sus productos y para acceder a nuevos trabajos, y los más afortunados para brillar en el sindicalismo y en la política. Hasta mi empleada doméstica que se llama Winona que es el nombre de una artista hollywoodense, habla castellano, un poco "kallu-kallu" pero inteligible, y percibo que se molesta cuando le digo cariñoso "kamisaki tawaku, cada día te pones más Winonna, como tu nombre lo indica…". En nuestro Parlamento, diputados y senadores dialogan o se insultan en el idioma de Cervantes y cuando alguno quiere hacerse el indio no tiene otro recurso que disfrazarse de tal y expresarse en castellano, como un célebre diputado oriental que solía vestir túnicas, plumas y flechas, y para salir a la calle se vestía como elegante camba. Todos, o mejor dicho casi todos hablamos en castellano, hasta el Presidente Evo Morales de quien muchos dicen que es el "primer presidente indígena de América", olvidando que el primero fue Benito Juárez, presidente de México. Evo habla en castellano, un castellano "kallu-kallu" pero castellano al fin, como el que hablaba Goni Sánchez de Lozada, confundiendo número y género en sus conversaciones particulares y en sus expresiones públicas, siendo la más famosa "ya no tengo las manos atados". Sin embargo de todo lo dicho anteriormente, quiero decir que observando el comportamiento lingüístico de nuestra población que de acuerdo al comportamiento político y social de gobernantes y muchísimos gobernados, se puede decir que una mayoría de los bolivianos somos bilingües pues hablamos castellano y también huevadas, siendo esa una de las razones para que no nos podamos entender. Good bye y que les vaya okey.