Miércoles, 22 de noviembre de 2017

El BID quiere impulsar lengua
española en EE. UU.

27/10/2010
NULL

NULL

EFEEl secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, coincidieron hoy en la necesidad de que Latinoamérica encuentre mecanismos para impulsar el español en la sociedad estadounidense.«En Estados Unidos cada vez hay más manifestaciones culturales que tienen la impronta iberoamericana pero están inmersas en el mundo anglosajón», dijo Iglesias, al término del encuentro celebrado este miércoles en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre la interacción entre las dos culturas.El foro, que se celebra hoy y mañana, supone, según el máximo representante de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y ex presidente del BID, «el inicio de un proceso de diálogo y cooperación» entre los países de la región para fortalecer el «importante activo» que ya supone el español en Estados Unidos.Para Iglesias, los países hispanohablantes conforman una «potencia cultural» que «está haciendo muchas cosas por preservar, fomentar y difundir» el idioma, pero aún «puede hacer mucho más».El mismo esfuerzo debe desarrollarse también en Iberoamérica, donde «seguimos hablando de Alianza de Civilizaciones, pero no nos damos cuenta de que en realidad no nos conocemos el uno al otro», indicó.Iglesias opinó que la región se encuentra en una suerte de «redescubrimiento de su cultura» impulsado por la toma de conciencia de su valor económico, y añadió que se estima que las manifestaciones culturales suponen un seis por ciento del producto interior bruto (PIB) conjunto de Latinoamérica.«Queremos un reconocimiento formal de nuestra cultura. El espacio cultural de Iberoamérica no termina en sus fronteras, y su integración en Estados Unidos es un ejemplo», aseguró.Por su parte, Moreno destacó que la «creciente influencia de los hispanos» en el país norteamericano «se nota cada vez más en las áreas de negocio» y es cada vez más patente en la política, lo que demuestra que «Estados Unidos no es un país monolingüe ni monocultural».En este sentido, Moreno esperó que el encuentro abriera «vías de cooperación» entre su institución, la Segib y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), que también participa en el foro, para enfrentar la «impostergable necesidad» de dar prioridad a la cultura en las relaciones exteriores de la región.