Miércoles, 14 de noviembre de 2018

Eduardo Serrano Orejuela

Palabra sobre la que consulta: 
Darle/darles: ¿le o les?
Consulta: 

Un amigo escribe: «Con alguna frecuencia, en el disfrute verbal de nuestro trato social, se hace uso de una singular figura retórica que consiste en darle un orden invertido a los términos de una frase para hacerlos contrastar con ella misma. A esta figura se le conoce con el nombre de retruécano». Yo le señalo que lo correcto es: «…figura retórica que consiste en DARLES un orden invertido…». Otro amigo responde: «El sujeto de la oración “figura retórica” va seguido de una oración subordinada explicativa “que consiste en darle un orden invertido”». Aquí «un orden invertido» es el complemento directo. Si se elige esta opción, el uso de «le» en singular es correcto porque se refiere y concuerda con el complemento directo en singular. Pero si digo: “que consiste en darles un orden invertido a los términos de la frase”, he elegido hacer concordar el pronombre átono de dativo en la oración con el complemento indirecto “los términos de una frase”.Es decir, es opcional y lo que hay que ver es si concuerda con el complemento directo o con el indirecto, si con el acusativo o con el dativo. En nuestro ejemplo, las dos opciones son válidas». ¿Qué dicen ustedes al respecto?

Responder: 

Usted está en lo correcto con su apreciación. Debe escribirse el pronombre átono de complemento indirecto (dativo) les correspondiente a a los términos de una frase. En este caso no va un pronombre átono de complemento directo (acusativo). Primero porque el pronombre átono se duplica solo cuando el complemento directo antecede al verbo (complemento directo adelantado), como por ejemplo en Vemos el barco en la lejanía > El barco lo vemos en la lejanía. En su oración, el c. d. un orden invertido ocupa su lugar natural, es decir, va después del verbo. Segundo, porque el pronombre átono de c. d. singular masculino no es le sino lo.