Sábado, 18 de noviembre de 2017

Destacan el potencial de la industria editorial en español

25/01/2008

ClarínEl mercado editorial en idioma español es el segundo mayor del mundo y el primero en traducciones, que representan alrededor de una quinta parte de los 120.000 títulos que se publican por año en este idioma, explica el semanario británico The Economist. Con un incremento de las ventas del 7,5 por ciento en 2005 –el crecimiento es especialmente fuerte en la Argentina, México y Colombia–, el sector "está expandiéndose a un ritmo más rápido que otros mercados del libro". Si se tiene en cuenta que muchos de los 400 millones de hispanohablantes viven en países en desarrollo, el mercado "tiene un gran potencial", subraya la revista, ya que falta mucha población por alfabetizar y se espera un incremento en la renta per cápita latinoamericana.El mercado editorial iberoamericano, que incluye también libros en portugués, tiene un valor de cerca de 6.000 millones de dólares anuales. The Economist señala, sin embargo, que históricamente la industria editorial no ha brillado a la hora de llevar los libros a los lectores: "En los períodos de represión y crisis económica en América latina, la actividad editorial en español se concentró en España, donde los editores fueron indiferentes a los mercados latinoamericanos".Pero en los últimos años, dice el semanario, grandes editoriales como Planeta, Santillana y Random House Mondadori, compraron sellos editoriales en los países de habla hispana, lo que les permite comercializar los libros en todo el mundo, vender a precios locales y buscar nuevos talentos. Y aunque el número de títulos publicados ha caído ligeramente en los últimos cinco años en España, ha crecido mucho en América latina. Novelistas y poetas latinoamericanos son con frecuencia destacados intelectuales públicos, apunta The Economist. En México, por ejemplo, los escritores pueden beneficiarse de "generosas exenciones fiscales, estipendios y nombramientos gubernamentales. Se puede producir buena literatura, pero las obras no siempre gozan de gran popularidad: una novela mexicana bien acogida por el público puede vender 5.000 ejemplares en todo el mundo". El semanario dice que, en cambio, las cosas "van mejor en la Argentina", donde hay una librería por cada 48.000 habitantes, más de 2.000 bibliotecas públicas y "ávidos lectores". Además, edita más libros que México, a pesar de tener menos de la mitad de población.