Lunes, 11 de diciembre de 2017

Consultas

LA PÁGINA DEL IDIOMA ESPAÑOL ofrece un servicio de consultas sobre la lengua castellana, atendido por un equipo de lingüistas y correctores de nuestro sitio y de la Comisión de Idioma Español del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA).

No se atenderán consultas sobre usos locales o regionales, sino solamente sobre el español de todos.

Como el número de personas que atienden este servicio es muy escaso, elegiremos diariamente cinco preguntas para contestar, entre aquellas que se consideren más útiles para la mayoría de los visitantes.

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

P: ¿Va a comenzar o va comenza?
R:

Va a comenzar: ir a comenzar es un caso de la perífrasis verbal ir a + verbo en infinitivo.

P: ¿Ustedes indíquennos o indíquenos?
R:

Usted indique / indíquenos. Ustedes indiquen / indíquennos.

P: ¿Al referirse específicamente a mi país se debe hacer así: Mi país es El Perú, o de esta otra: Mi país es el Perú?
R:

El artículo no forma parte del nombre propio del país (oficialmente, República del Perú), por tanto, debe escribirse con minúscula: Estos chicos son del Perú. Mi país es el Perú. Viajaremos al Perú el año entrante. 

P: ¿Cuál es la expresión correcta «nos vemos en la tarde» o «nos vemos por la tarde»?
R:
Para indicar las partes del día, pueden usarse cualquiera de las preposiciones a, en y por.
El uso de una u otra varía con la región. Nos vemos a/en/por la mañana/tarde/noche.
Pero si se trata de las horas del mediodía, se prefiere de manera general la preposición a:
Nos vemos al mediodía.
P: ¿Cuál es la expresión adecuada: «¡No los dejaré irse!» o «¡No los dejaré ir!». Esta frase es la respuesta, dentro de un texto, a la orden de liberar a un pueblo.
R:
Ambas son válidas. Cuando el verbo ir denota la acción de ‘moverse de un lugar hacia otro apartado de la persona que habla’ (DLE), se usa indistintamente como no pronominal (ir) y pronominal (irse), sin que haya diferencia de significado.
P: Quisiera saber si es indispensable poner la preposición «a» después del verbo representar en un caso como este: «Este lienzo representa a una mujer con su niño en brazos...».
R:

En esa oración, el verbo representar está empleado como transitivo con el significado de ‘ser imagen o símbolo de algo, o imitarlo perfectamente’ (DLE). Ese «algo» representado en el lienzo es un complemento directo de persona, luego corresponde introducirlo con la preposición.

P: ¿Se dice: «...une a los...» o «...une los...», ¿es indistinto, depende del caso?
R:

Como unir es un verbo transitivo, el complemento directo se introduce con la preposición a cuando se trata de persona o cosa personificada: Con su capacidad conciliadora, siempre une a los rivales. Para terminar el trabajo, une los extremos de la cuerda en una lazada.

P: ¿Puedo decir: «Gracias por prevenir nuestra tranquilidad mental»?
R:

La expresión no es apropiada porque el verbo prevenir se emplea para advertir sobre posibles circunstancias adversas o negativas, y la tranquilidad mental es un estado positivo.  El verbo adecuado es procurar.

 

P: Deseo consultar cuál es la manera correcta de escribir lo siguiente: «presunta víctima/s» o «presunta víctima(s)». Tenía entendido que la manera correcta es la primera, pero la contaminación lingüística en EE. UU., hace que se use con igual frecuencia la segunda versión.
R:
Recuerde que en español el adjetivo concuerda en género y número con el sustantivo al que acompaña. En el ejemplo presentado, diremos presunta víctima o presuntas víctimas.
Otros ejemplos: casa deshabitada/casas desahabitadas; caballo añoso/caballos añosos; vestido elegante/vestidos elegantes.
En cuanto a los signos de puntuación para indicar la opción del plural, puede emplear tanto la barra inclinada como los paréntesis, ambos signos son válidos para introducir opciones en un texto. No se trata de un calco del inglés: presunta(s) víctima(s); presunta/s víctima/s.
 
P: ¿Se escriben los nombres de las enfermedades y los medicamentos con mayúsculas?
R:

Los nombres de las enfermedades se escriben con minúscula, salvo que lleven un nombre propio: el sarampión, la varicela, el síndrome de Down; la enfermedad de Parkinson (pero el párkinson). Los medicamentos que se designan por su nombre comercial se escriben con mayúscula, ya que se trata de marcas registradas (Bayaspirina, Daflon), pero cuando se designan por sus componentes, deben ir en minúscula: la penicilina, el omeprazol.

P: Consulto si en la formación del gentilicio hay que atenerse a alguna norma gramatical para su aplicación. ¿Por qué se dice panameño y no panamense; estadounidense y no estadounideño; bonaerense y no bonaereño; brasilero o brasileño y no brasilense; guatemalteco y no guatemalense o guatemaleño?
R:
 
Hay diversos sufijos que sirven para designar gentilicios; la elección depende de los usos y costumbres de los habitantes de cada región.
P: En la edición de hoy se trata de la palabra Google. Mi pregunta: he escuchado varias veces el verbo «googlear», ¿es lícito?
R:

En español pueden formarse derivados de nombres propios extranjeros con la adición de una terminación adecuada (como «washingtoniano» de Washington). Googlear o guglear es un término que se usa con mucha frecuencia y, aunque hoy no está registrado en el DLE, es posible pensar que en algún momento será incorporado, como ha ocurrido con tuitear (de tuit, adaptación del inglés tweet), por ejemplo.
P: ¿Cuál de estas dos expresiones es la adecuada: «Se da el caso de» o «Se da el caso de que»?
R:
Ambas expresiones son válidas. La locución preposicional en caso de introduce ‘algo’, que puede ser, en particular, una oración subordinada encabezada por que.
Se da el caso de abandono estudiantil dentro de los tres primeros semestres.
Se da el caso de que un tercio de los estudiantes abandonan sus estudios dentro de los tres primeros semestres.
P: Quisiera saber si ustedes publican online las dudas que reciben o responden solamente a quien se las realizó.
R:

Ambas cosas. Las respuestas se envían al consultante y se publican en el sitio web de La Página del Idioma Español, sección CONSULTAS (http://www.elcastellano.org/consultas.php).

P: ¿Se dice: «saludó ‘a’ cuatro rosas, ‘a’ un jacinto y ‘a’ un ciprés», o se omite la preposición en los tres casos?
R:
El verbo saludar, cuando significa ‘dirigir a alguien, al encontrarlo o despedirse de él, palabras corteses, interesándose por su salud o deseándosela’ o ‘enviar saludos’, es transitivo y se consturye con un complemento directo de persona, este va introducido ‒como coresponde‒ por la preposición ‘a’: Saludos a tu hermana. Saludó a Luis con un fuerte abrazo. Pero si saludar está empleado con el significado de ‘acoger un hecho o un acontecimiento de forma favorable’, el complemento es de cosa y se usa sin preposición. Saludó la primera publicación del novel escritor.
Suponemos que en las expresiones de su consulta el verbo está empleado con el primer significado, y que el emisor se ha tomado la licencia de usar los elementos rosas, jacinto y ciprés como objetos personificados, en cuyo caso, es adecuada la preposición.
P: ¿Qué significa «gabacho»?
R:

En España, se usa como forma coloquial despectiva del gentilico francés. Para ampliar el significado puede revisar el DLE (www.rae.es). En México, según el Diccionario de americanismos (http://lema.rae.es/damer/) se usa como sustantivo o adjetivo para denotar de manera despectiva una persona o cosa extranjera y también como adjetivo se aplica a los estadounidenses.

P: ¿Es correcto el uso del modo reflexivo en la siguiente oración: «Esperando escucharle su respuesta»?
R:
La forma escucharle no es una forma reflexiva, el clítico le es el pronombre átono de complemento indirecto correspondiente a usted: Esperando (yo) escucharle a usted su respuesta; o a una tercera persona: Esperando escuchar la respuesta de él > Esperando escucharle su respuesta (para aclarar que es la respuesta de un tercero, no del interlocutor). El pronombre no es incorrecto, pero tampoco necesario: Esperando escuchar su respuesta. Para que fuera reflexivo (pronominal), la persona que habla tendría que escucharse a sí misma: Esperando que usted se escuche su respuesta. Esperando que él se escuche su respuesta.
P: ¿Es correcta la locución «una suerte de» para referirse a «una especie de» o es un galicismo incorrecto?
R:

El sustantivo suerte adquiere también la connotación de ‘clase, tipo, género’, por lo tanto,  una suerte de es una locución perfectamente válida

P: Mi consulta es sobre las oraciones copulativas con verbo ser, por ejemplo, en las que el sujeto puede cambiar. Si decimos: «Lo más resplandeciente en su rostro son sus ojos», el sujeto es «lo más resplandenciente en su rostro», pero si decimos, «Sus ojos son lo más resplandeciente en su rostro», el sujeto es «sus ojos». Mi pregunta concreta es para saber si al cambiar el sujeto cambia el significado del enunciado.
R:

En primer lugar, note que la ubicación de cualquier elemento de la oración no determina su función gramatical porque el orden de colocación de los elementos oracionales es perfectamente alterable. Así, en María compró las verduras para la sopa  o Las verduras para la sopa las compró María el sujeto es María. El verbo concuerda siempre con el sujeto en número y persona. Las oraciones copulativas construidas con un sujeto en singular y un atributo en plural constituyen un caso especial. La concordancia se hace casi exclusivamente con el atributo, que se impone sobre el sujeto gramatical. Colocar el atributo o el sujeto al principio o al final del enunciado no cambia su significado, sino la forma en que se presenta la información. Generalmente, los términos que representan información nueva, incluidos sujetos, van después del verbo como forma de centrar el foco de atención en la información que se introduce. Así, por ejemplo, a la pregunta: ¿Qué es lo más resplandeciente en su rostro?, se respondería: Lo más... son sus ojos, que es la información nueva (la respuesta) que se busca. Similarmente, si se pregunta: ¿Qué son sus ojos?, una posibe respuesta sería: Sus ojos son lo más resplandeciente en su rostro.

P: Voy a bañarme / Me voy a bañar. Esto es correcto. Dónde va el «me» es indiferente. Aunque podría ser yo un impedido de bañarme por mí mismo y me tuviera que bañar otra persona. ¿Ese caso también vale? Otro caso es el que sigue. Lo que me parece que es incorrecto es cuando se usa el infinitivo: «tengo que IRME A BAÑAR» en lugar del correcto «tengo que IR A BAÑARME». ¿Es correcta mi suposición?
R:
El caso que usted sugiere sigue la misma regla poprque esta es válida para cualquier tipo de pronombre átono: Van a bañarme / Me van a bañar; Voy a bañarla / La voy a bañar; Vamos a bañarlos / Los vamos a bañar.
En cuanto al segundo punto, la normativa establece que los pronombres átonos en las perífrasis verbales de infinitivo (ir a + infinitivo, tener que + infinitivo...) y gerundio (seguir + gerundio, estar + gerundio...) se colocan antes del verbo conjugado (el verbo auxiliar: ir, tener) o después del infinitivo o gerundio. De manera que, como usted indica, la construcción irme a bañar por ir a bañarme es inadecuada de acuerdo con la normativa. No obstante, es de uso familiar y muy extendido en la lengua hablada.