Jueves, 23 de noviembre de 2017

A comer 'chicken' con los 'friends' durante este 'weekend'

24/06/2007
NULL

NULL

Tatiana Munévar B. (El Tiempo - www.eltiempo.com)Aunque la mayoría de colombianos no hablan inglés, deben lidiar con un idioma que se ve y se oye por doquier. ¿Por qué?En Colombia usted puede estacionar su carro en un 'free parking', irse de 'lunch' con sus 'friends', rematar una 'crazy night' en un 'afterparty' y comenzar el 'weekend' desde el 'friday'. Trabajar en una 'office' donde se hacen 'meetings', se atienden 'conference calls', se mandan mensajes 'fyi' y se pide que todo se haga 'asap'.También puede irse de 'shopping' a un 'outlet' y buscar algo de la 'new collection' o, mejor, algo que esté en 'sale'. Dejar pasar un carro que lleva un 'baby on board' y ver un bus de colegio que pregunta 'how is my driving?' (anexando un teléfono). Puede entrar a un sitio que lo invita a vivir 'the ultimate laser adventure', un restaurante que le ofrece 'half portions' de un plato de carne y una tienda donde le aconsejan a su hijo 'tell your grandma, if your mommy said no'.¿No entendió nada o entendió a medias? No se preocupe, usted hace parte del 96 por ciento de la población colombiana que no habla ni lee ni entiende inglés y que, sin embargo, debe lidiar con un idioma que, a fuerza de verlo y oírlo en todo lado, parece propio."Es un fenómeno creciente que cada vez se ve más en las calles y los medios de comunicación y que no le hace ningún bien a nuestro rico idioma", asegura Cleóbulo Sandoval, de la Academia Colombiana de la Lengua en Bogotá.Es también una tendencia curiosa, si se tiene en cuenta que los colegios bilingües son la minoría en el país y las multinacionales se ven en dificultades para encontrar ejecutivos que hablen inglés.Y aunque en los últimos años ha crecido el interés por aprender un segundo idioma, e incluso el Ministerio de Educación Nacional tiene metas para que en el 2009 los estudiantes de grado 11 de todos los colegios -incluidos los públicos- salgan con un nivel de inglés aceptable, en estos momentos, según datos del Censo del 2005, solo 1'600.000 colombianos lo hablan.Pero eso no importa. Igual la tienda de muebles se llama 'Habitat Store', el taller para cambiar el aceite es el 'Quick Oil', el salón de belleza se transformó en el 'Beauty Salon', el centro para hacerse una cirugía estética se llama 'Medical Estetic Center', el sitio donde consentimos al perro es el 'Pet Shop', el parque de diversión para niños es el 'ShowPlace' y el lugar para comprar pollo se llama 'Big Chicken'."Es una estupidez. Es como si por ponerle un nombre en otro idioma a un negocio, el producto fuera a ser mejor. Como si por ponerle 'shampoo' al frasco de champú, fuera a limpiar mejor el pelo", dice Fernando Ávila, autor de libros como el Español Correcto y la Ortografía Española.Amparo Álvarez, profesora asociada del Departamento de Lenguaje y Estudios Sociales de la U. de Los Andes no cree que la tendencia se pueda definir entre lo bueno y lo malo. "Las lenguas crecen y cambian a través del hablar diario, y eso depende de necesidades, gustos y modas".Explica que la evolución de una lengua también tiene que ver con los progresos científicos y técnicos. "Y qué hacemos si los países desarrollados, con su infraestructura y ciencia, imponen determinados vocabularios, que no se pueden dejar de lado".Expertos en mercadeo aseguran que la inclusión de palabras y frases en inglés tiene que ver con dos fenómenos parecidos, pero opuestos. "Por un lado, las multinacionales usan ese idioma con la certeza de que su público -de estrato alto- lo comprende; y por el otro, los negocios pequeños recurren a expresiones en inglés que creen les dan nivel entre su gente", dice Silvia Argaez, experta en la materia.Del fenómeno no se salvan ni los periódicos, que cada vez publican más avisos en inglés, ni las emisoras que transmiten largas entrevistas en ese idioma, y ni siquiera el directorio telefónico en el que difícilmente se encuentran páginas donde no haya negocios bautizados con vocablos extranjeros.Cuatro por ciento de la colombiana se declara bilingüe al hablar inglés y español, es decir aproximadamente 1'600.000 personas, de acuerdo con los datos recogidos por el Dane en el Censo del 2005.Pereza intelectual y complejo de inferioridadSegún Cleóbulo Sandoval, de la Academia Colombiana de la Lengua, la pereza intelectual y el complejo de inferioridad son las razones por las cuales palabras y frases en inglés se siguen colando en el español. "Pereza intelectual porque no nos tomamos la molestia de buscar el equivalente de ciertas palabras en español, porque eso demanda tiempo e interés", explica.El complejo de inferioridad se refiere a quienes piensan que las palabras en un idioma extranjero dan más categoría a una conversación o producto. "Mucha gente le rinde pleitesía y se arrodilla ante un idioma como el inglés", dice Sandoval.A Fernando Ávila le da una mezcla de rabia con algo de risa, ver la forma como se maltrata el español en las calles. "Lo que se ve por ahí no es ni inglés, ni español, ni nada". En su opinión el fenómeno obedece a un total desconocimiento del idioma, porque si la gente lo conociera, lo amaría y no lo maltrataría.Trabajo de la Academia de la LenguaNo solo la Academia Colombiana de la Lengua, sino sus equivalentes en todos los países que hablan español, trabajan en la defensa del idioma y en la actualización del mismo para que se ajuste a los cambios que se dan con los tiempos."Estamos pendientes de aquellas palabras que aunque vienen de otros idiomas son usadas por la gente y los medios de comunicación, y si es posible, les buscamos una forma de usarlas correctamente en español", explica Cleóbulo Sandoval, de la Academia de la Lengua. De este esfuerzo salen el Diccionario Panhispánico (octubre del 2005) y el Diccionario Esencial de la Lengua, a los que se les hacen actualizaciones con aquellas palabras del inglés que ya podemos decir en español.La mayoría de los lingüistas y expertos en el idioma coinciden en que es inevitable el uso de ciertas palabras y por eso las adaptan a los diversos idiomas, el español en este caso.Los siguientes son ejemplos de palabras de otros idiomas que ya tienen su equivalente aprobado en español:'Snob', se escribe esnob.'Marketing', se escribe márquetin.'Express', se escribe exprés.'Boom', se escribe bum.'Shampoo', se escribe champú.'Collage', se escribe colaje.'Whisky', se escribe güisqui.'Cocktail', se escribe coctel o cóctel.'Pony', se escribe poni.'Standard', se escribe estándar.Scanner, se escribe escáner.Si puede, dígalo en españolSon muchas las palabras y expresiones del inglés que usamos en nuestras conversaciones cotidianas. Casi todas, fácilmente remplazables por palabras en español que tienen el mismo significado:No diga 'outlet'. Diga punto de descuento.No diga 'sale'. Diga rebaja.No diga 'show room'. Diga salón de exhibición.No diga 'bye bye'. Diga adiós.No diga 'for free'. Diga gratis.No diga 'delivery'. Diga entrega a domicilio.No diga 'light'. Diga ligera.No diga 'brand new'. Diga nuevo.No diga 'baby'. Diga bebé.No diga 'express'. Diga directo.No diga 'e mail'. Diga mensaje electrónico.No diga 'mouse'. Diga ratón.No diga 'meeting'. Diga reunión.No diga 'cool'. Diga chévere.No diga 'display'. Diga exhibición.No diga 'opening'. Diga inauguración.No diga 'marketing'. Diga mercadeo.Desde la publicidad y el mercadeo"Hay que 'brifear' al cliente", "¿ya hicieron 'follow up' del producto"?, "mañana hay un 'conference call' ", "tenemos 'meeting' con el cliente", "esta marca no tiene 'awareness' ", "hacer el 'benchmarking' de este producto", "políticas 'worl dwide' ", "pensar en el 'long term' ", " nos da 'good will' ", y es "la marca 'premium' ", son ejemplos de la forma de hablar de muchos de quienes trabajan en publicidad y mercadeo. ¿La razón?, estos términos son universales y se usan en las agencias en Colombia o cualquier otra parte del mundo.