Sábado, 18 de noviembre de 2017

Castilla y León busca ser referente mundial sobre idioma

17/11/2008
NULL

NULL

Castilla y León busca ser referente mundial sobre idiomaFélix Iglesias, ABCDesde 2005, la Junta de Castilla y León está trabajando para situar a la Comunidad en el centro del mapa de la enseñanza del español, un área educativa que paradójicamente está en manos ya no españolas sino británicas, estadounidenses o suizas. El Plan del Español 2005-09 de la Consejería de Cultura, ampliado a 2011 quiere crear, desde la administración, una infraestructura y habilitar unos instrumentos para que la iniciativa privada aproveche el nicho económico de la lengua española. Así lo refuta el viceconsejero de Cultura y comisionado del Español de la Junta de Castilla y León, Alberto Gutiérrez, cuando afirma tajante que «el español es una oportunidad de negocio». En estos momentos éste supone 294 millones de euros al año, de los que la región aspira a hacerse con 78.Y para conocer ese filón en todas sus dimensiones, Salamanca acoge del 23 al 26 de noviembre el I Congreso Internacional del Español como Recurso Cultural, Turístico y Económico «El valor del español».«Hasta ahora los datos económicos sobre el español son dispares. Sabemos el valor del mercado de la música, de la literatura, pero no de la lengua. Para conocerlo se convoca, entre otras cosas, el congreso, donde queremos poner en valor al sector de la enseñanza, editorial y de las nuevas tecnologías relacionadas con el español», afirma Alberto GutiérrezEn opinión del comisionado del Español, hay que pasar de la fase de entusiasmo de ser Castilla y León la cuna del idioma castellano a tomar medidas reales para generar una industria en torno a la lengua: «Nos llena de orgullo que el español naciese en la Comunidad, pero no nos da de comer», asevera convencido Gutiérrez.A pesar de esta afirmación, el segundo de la Consejería de Cultura precisa que instituciones como la Universidad de Salamanca «están haciendo un trabajo excepcional desde los años 30 en divulgar el conocimiento del español, percibiendo que hay que salir fuera para buscar estudiantes y no esperar a que lleguen». En su opinión, la combinación de la iniciativa pública con la privada es esencial para hacer del español un recurso económico. En este sentido, académicas privadas que enseñan español como lengua extranjera, principalmente en Salamanca, vienen realizando una labor esencial desde hace décadas.Sin embargo, «el sector privado es pequeño, está atomizado y sin capacidad de crédito» para afrontar, junto a las universidades de la región, el reto de pasar de los actuales 40.000 extranjeros que acuden cada año a Castilla y León a estudiar español a los 60.000 que se ha planteado el Gobierno regional. Además, desde la Consejería se apuesta por atraer no sólo estudiantes de enseñanzas medias y superiores sino también empresarios y profesionales que ven en el español un medio para hacer negocios. «Desde Europa, con 2,4 millones de estudiantes de español, se nos reclaman profesores para enseñar español y poder hacer negocios en Iberoamérica. Además, el español es una lengua instrumental en Estados Unidos. Todo eso debemos aprovecharlo», subraya Alberto Gutiérrez, quien se muestra convencido de que en Castilla y León «debemos especializarnos en el español de los negocios».MedidasEntre las propuestas que se van a someter a debate en la cita salmantina, se planteará la necesidad de constituir un observatorio de la lengua como recurso económico que haga un seguimiento fiable del español como motor económico. Además, de este órgano evaluador, que deberá definirse tanto en su cometidos como composición, se hará una apuesta por introducir las ya implantadas en Europa becas-trabajo para que tanto estudiantes como empleados puedan venir para adquirir tanto conocimientos idiomáticos como profesionales. Sin embargo, todavía existen trabas administrativas para la entrada de extranjeros en España, sobre todo para los procedentes de países cuyos ciudadanos necesitan visado para entrar. En este sentido, en el congreso de Salamanca se planteará la necesidad de habilitar permisos para este tipo de visitantes lingüísticos.Pero no sólo se trata de «importar» estudiantes. Castilla y León pretende ser centro desde donde se formen profesores para enseñar español y ser generador de métodos de enseñanza del español como lengua extranjera, incluyendo el soporte tecnológico. En este capítulo, el viceconsejero de Cultura considera que también hay que apostar por la colaboración entre las diferentes entidades e instituciones que están trabajando en este terreno: «Las universidades han hecho métodos para enseñar español, pero son iniciativas aisladas. En este sentido, el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, junto a la editorial Everest y con el aval de las cuatro universidades públicas de la Comunidad, está trabajando en el primer método de enseñanza del español». Y es que se da la paradoja de que los principales métodos de español utilizados en el mundo se realizan en Gran Bretaña y Estados Unidos.Plataforma tecnológicaDel congreso saldría la propuesta de convertir Castilla y León en foco de la innovación tecnológica en material para la enseñanza del español. En estos momentos, una empresa salmantina está trabajando en un videojuego para estudiar español. En este campo, la Junta de Castilla y León ha apostado por generar una plataforma tecnológica del español que ofrecería, entre otros servicios, un centro de consultas en director vía telemática o una televisión de enseñanza de española vía cable.