Viernes, 24 de noviembre de 2017

Ahora un diccionario bable-castellano… ¿y cuál más?

20/03/2008

Diario CríticoDespués de la petición para crear un diccionario del cántabro, promovido por instituciones del gobierno autonómico, ahora llega la aparición del diccionario bable-castellano para Asturias.¿Estamos en un momento de auge de nacionalismos y regionalismos aunque las urnas demuestren lo contrario? Precisamente porque no, porque existe un desgaste, los sentimientos más arraigados pujan fuerte por florecer y defender lo que puede estar en peligro de ‘recesión’. Esté más o menos desencaminada esta reflexión, la verdad es que estas dos últimas ocurrencias asturiano-cantábricas confirman la dinámica de los nuevos tiempos en lo que a lenguas se refiere.Y en Asturias este debate surge justo cuando se reabren las negociaciones entre los grandes partidos para modificar el Estatuto de Autonomía, tal y como ha pasado en Cataluña, Andalucía o Valencia. Resulta que los partidos podrían llegar a acordar, en términos que habría que matizar, y mucho, la oficialidad del bable como lengua del Principado. Lo solicita también, por ejemplo, la Universidad de Oviedo.Pero hablando del diccionario, hay quien dice que “también” los asturianos se encuentran culturalmente oprimidos por el castellano y que el bable podría ser la bandera reivindicativa de los sentimientos regionalistas. En línea con lo que algunos quieren defender con el catalán, gallego y euskera: una especie de ilógica batalla contra el castellano.¿Y qué otro diccionario nos espera? ¿El almeriense-castellano? ¿El gaditano, el murciano, el extremeño?