Viernes, 24 de noviembre de 2017

Academia norteamericana al rescate del español en EE.UU

12/05/2009
NULL

NULL

Daily NewsNadie puede controlar cómo hablan español 45 millones de hispanos en Estados Unidos. Pero se les puede ayudar a escribirlo correctamente.Así es como piensan los miembros de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), que han asumido la tarea de fijar la norma que regula el uso correcto de la lengua de Cervantes frente a la plaga del "spanglish" y el bombardeo de anglicismos a los que se enfrenta el idioma.Términos como "aplicar" (la versión correcta es solicitar), "esponsorizar" (se trata de patrocinar) o "retaliación" (represalia), y por fin llega la promoción de estadounidense (en lugar de "americano") o automóvil (en lugar de "carro", "coche" o "máquina") por ser estos los términos más universales. deben ser eliminados."El reto es enorme", señala Gerardo Piña-Rosales, director de la ANLE, "Proponemos que los hispanos aprendan inglés, pero que mantengan el español como su lengua materna".Es inevitable usar anglicismos o formas anglicadas en documentos de todo tipo en Estados Unidos, aseguran los académicos, que reconocen los muchos sabores de un idioma que evoluciona constantemente.Pero a través de varios proyectos como la elaboración de un Diccionario de Americanismos, la Academia puede ayudar a cambiar las cosas.De hecho, el gobierno de Estados Unidos firmó recientemente un convenio con la ANLE para recibir asesoramiento en el idioma en sus comunicaciones oficiales.El acuerdo entre la Academia y GobiernoUSA.gov, el cibersitio oficial del gobierno de EE.UU. en español, no tiene precedentes y demuestra la necesidad de que exista más orientación.Y es que la ayuda es necesaria, afirman expertos como la traductora Leticia Molinero, académica correspondiente de la ANLE, y ex directora de la revista Apuntes."El futuro del español depende de lo que ocurra en Estados Unidos", afirma Molinero, que destacó la importancia de "legitimar los usos estadounidenses del español".El segundo idioma universal ha sufrido mala reputación durante años debido a malas traducciones, señalan los académicos. Sólo hace falta darse un paseo por Washington Heights, East Harlem o Corona, en Queens, para ver letreros como "Se busca mecera", "Se hacen photocopias" o "Fijamos fornitura".ANLE es una corporación sin fines de lucro cuyo principal objetivo es fomentar la unidad y defensa de la lengua española.La Academia cuenta con 36 miembros Numerarios que han de residir en Estados Unidos y con 150 miembros Correspondientes, que pueden residir en cualquier parte del mundo, además de un buen número de colaboradores.Entre sus tareas a destacar, se encuentra su colaboración en la elaboración de la Nueva Gramática de la Lengua Española, una obra monumental de tres mil páginas que será la primera gramática oficial del idioma español en muchos años.El trabajo es arduo, dicen los académicos, pero resulta casi obligatorio, ya que tal y como les dijo alguien una vez: "Si hay algún país del mundo que necesita una Academia de la lengua, es éste".