Viernes, 17 de noviembre de 2017

Abrirán Casa de España en Washington

14/05/2008
NULL

NULL

Álvaro Carvajal, El MundoNadie puede negar el auge de lo hispano en Estados Unidos. Y tampoco se le puede dar la espalda. Alrededor de 45 millones de personas hablan y sienten en la lengua de Cervantes. Ahora se busca aprovechar esa proyección para canalizar lo español con el anuncio de la apertura de 'Casa España' en Washington. Será una 'embajada' cultural, social y económica que atienda, dinamice y atraiga a un colectivo que supone la primera minoría del país y sirva como polo de atracción al resto de la población estadounidense para estrechar lazos.El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha revelado este lunes que habrá una 'Casa España' en Estados Unidos, hermana de las ya 'nacidas' 'Casa América, 'Casa Árabe', 'Casa África' y 'Casa Sefarad-Israel', en estos casos, en territorio nacional. Funcionaría como un patronato formado por el Gobierno y empresas privadas con carácter independiente.'Casa España' nace como un instrumento "informal" de política exterior que abre la ventana a una "diplomacia pública" española desgajada de la política 'pura y dura'. Hablar de España y del mundo hispanoamericano a través de la cultura, la lengua, la historia, la sociedad civil y las relaciones económicas y empresariales. El objetivo es convertirse en plataforma de impulso de esa realidad española presente en las calles estadounidenses, explican fuentes de Exteriores.No sólo se trata de exposiciones o conferencias, quizá lo más visible a través de los medios, "es más allá", dicen desde el ministerio: contacto con instituciones y asociaciones, colaboración con escuelas y universidades, encuentros entre profesionales, análisis de los problemas sociales, cursos de formación,... La lengua seguirá en manos del Instituto Cervantes."Desde California hasta Puerto Rico, pasando por la Florida, Texas y Nuevo México, se extiende un gran espacio histórico, cultural, económico y social que nos une estrechamente con Estados Unidos y su comunidad hispana", ha remarcado Moratinos. Los hispanos suman ya unos 45 millones, es decir, más que la población total de España. Y seguirá creciendo. A esto se ha unido el interés local, que se ha disparado. EEUU demanda español.La sede de Washington sólo quiere ser el punto de origen y coordinación de unos tentáculos que abarquen el extenso territorio de EEUU. Desde ahí ejercer como un polo de atracción para otras organizaciones, especialmente hispanoamericanas. De ahí su establecimiento en la capital federal, por acoger las instituciones más importantes del continente, como el Banco Interamericano de Desarrollo o la Organización de Estados Americanos. Por tanto, queda abierta la puerta a la colaboración estrecha o esporádica con otros gobiernos latinoamericanos.Además del ámbito cultural, 'Casa España' tiene un marcado interés económico, que se potencia por el vínculo social entre hispanos. Suele incidirse exclusivamente en la lengua, pero los lazos también atañan a la historia y, en cierto modo, gustos y costumbres. En este sentido, cada vez tienen más importancia las inversiones españolas. De hecho, el ministro Moratinos ha apuntado que España fue el año pasado el "cuarto inversor" en la primera potencia económica del mundo. Fuentes del ministerio prevén que empresas privadas se involucren en el proyecto y aporten fondos para financiarlo tanto de forma permanente como temporal. No en vano, es una puerta más por la que entrar en EEUU. Una puerta que se puede abrir en sentido contrario y atraiga el interés estadounidense.La sede se va a ubicar en la calle 16 de Washington, en la antigua residencia del embajador de España. El edificio, propiedad del Estado, se está remodelando y acondicionando para su nueva función, según las mismas fuentes.La idea del proyecto, anunciado este lunes por Moratinos, se remonta a 2005. Fuentes de Exteriores apuntan que es "aventurado" fijar plazos para su apertura. Estos son "claros y abiertos" y, en ningún caso, pasan por cumplirse en el presente año. Habrá que esperar un poco más.