Domingo, 19 de noviembre de 2017

¿Quién corrige a Delibes?

09/06/2010
NULL

NULL

El Mundo¿Es incuestionable la redacción de Miguel Delibes? ¿O existen alternativas gramaticalmente válidas para 'reescribir' El Hereje? De la respuesta a esta pregunta —que en última instancia deberá resolver un juez— depende el futuro de cinco aspirantes a funcionarios, que acaban de impugnar un examen de oposición, después de que el tribunal calificador les suspendiera por no 'copiar' al literato vallisoletano, es decir, por no poner puntos y comas donde los puso el escritor.La polémica surge el pasado 17 de abril. 240 opositores, de los 15.000 candidatos iniciales, llegan 'vivos' al segundo de los ejercicios de la oposición, por acceso libre, para cubrir 60 plazas del cuerpo de auxiliares de la Junta, correspondientes a la oferta de empleo público de 2008 y 2009. Completan tres pruebas: dos informáticas (manejo de word y excell, que suman siete puntos) y una de corrección gramatical y ortográfica de un texto (que suma tres).El elegido por el tribunal es un fragmento de la última novela de Delibes. Los opositores deben detectar faltas ortográficas y 'colocar' signos de puntuación. Lo que desconocen es que los examinadores sólo darán por bueno el texto que 'copie' literalmente al escritor.Muchos aspirantes a funcionarios 'cayeron' en esta prueba y se quedaron sin su ansiada plaza en la Administración. Pero al menos cinco de ellos no se dan por vencidos. Defienden que los criterios de corrección aplicados son «totalmente arbitrarios y subjetivos» porque hay «múltiples formas de puntuar un texto»; y recuerdan, incluso, que Delibes era leísta.La Real Academia Española (RAE) les ha dado la razón. En la tres consultas oficiosas realizadas por los estudiantes, la máxima institución en el uso del castellano concluye que, «aunque existen signos de puntuación de presencia obligatoria en un escrito, ciertamente un texto de cierta longitud suele permitir distintas posibilidades, y la elección de una u otra depende del gusto personal o de la intención de quien escribe».Es más, en una de las consultas el opositor plantea a la RAE el fragmento de El Hereje tal cual lo redactó Miguel Delibes, y la Real Academia 'corrige' al escritor y presenta un texto alternativo, como ha podido comprobar este periódico.También la RAE avala a los aspirantes a funcionarios cuando alegan que el verbo 'convenir' es tan válido en el fragmento propuesto por el tribunal como el 'combinar' que empleó el autor vallisoletano (ver gráfico), y se remite a las acepciones, como verbo transitivo, recogidas tanto en el Diccionario Panhispánico de Dudas (DPD) como en el del Español Actual de Manuel Seco.Éste es uno de los argumentos que los cinco opositores plantean en el recurso de alzada, interpuesto este lunes. Alegan que en la orden de convocatoria (ADM/1995/2009 de 14 de octubre) «no se especifica que el aspirante deba saberse de memoria El Hereje»; que en la misma oposición, pero por el turno de promoción interna, el tribunal ha eximido a los candidatos de corregir signos de puntuación; y que el título académico exigido para optar al cuerpo de auxiliares es sólo el graduado escolar, y no una licenciatura en filología, añade Jorge Cuadra, abogado de tres de los opositores.Pero en el recurso, los candidatos a una plaza en el sector público denuncian más «irregularidades». Por ejemplo, que la orden que regula la convocatoria «en ningún caso menciona penalizaciones» ni especifica que el tribunal no declarará superado el ejercicio a quien no obtenga al menos el 25% del valor asignado a cada una de las tres partes del examen, instrucción, ésta, que sólo aparece en la carátula del examen.También lamentan el trato «desigual» que sufrieron en las aulas. «Sólo se nos informó en algunas de que la corrección ortográfica del texto de Delibes incluía los signos de puntuación; y no en todas se nos dejó usar el papel como borrador».Desmoralizados, también indignados, los cinco opositores han presentado recursos individualizados en el afán de no perjudicar a los compañeros que aprobaron los ejercicios y tienen su plaza.Sí piden «una revisión individualizada y, con carácter subsidiario, la repetición del examen», según explica el abogado Jorge Cuadra, quien entiende que se han vulnerado los principios de «legalidad y transparencia». La Junta ha declinado pronunciarse al respecto.