Lunes, 20 de noviembre de 2017

¿El gentilicio de Uruguay es oriental o uruguayo?

01/10/2011

Ricardo SocaLos uruguayos se llamaban 'orientales' desde mucho antes de que siquiera pensaran en constituir en país, cuando su territorio correspondía a la Provincia Oriental de la Argentina; oriental' por estar al oriente del río Uruguay. Tras la independencia de 1828, a partir de la primera Constitución en 1830, la nueva nación se llamó Estado Oriental del Uruguay y, más tarde, República Oriental del Uruguay, cuyo único gentilicio era 'oriental'. Nadie había empleado jamás la palabra uruguayo, que aparece, probablemente por primera vez, en 1858, en una publicación llamada La Lira Oriental, según nos informó el historiador Guillermo Vázquez Franco, pero no prosperó, los habitantes del nuevo país se seguían llamando orientales y el nuevo nombre quedó relegado al olvido por mucho tiempo. Fue solo a partir de 1880 que se impulsó el uso del gentilicio 'uruguayo', durante la dictadura del general Máximo Santos, cuando se construyeron los principales mitos nacionales dirigidos a forjar la identidad de un país que en buena medida seguía sintiéndose una provincia argentina.Con la fuerza del aparato del Estado, el nuevo nombre fue adelante, pero a la par de 'oriental', que siempre se siguió considerando más auténtico, de apelación más profunda a las raíces de la tradición histórica. Durante la dictadura militar que el país sufrió entre 1973 y 1985, la elite gobernante abusó en su propaganda de la palabra 'oriental', tal vez por considerarla más patriótica, más vinculada a los 'héroes' oficiales. El año 1975, sesquicentenario de una reanexión a la Argentina que la historiografía local llama 'independencia', la dictadura proclamó el "Año de la Orientalidad", durante el cual se exaltaban supuestas hazañas de los "soldados orientales".Fue solo a partir de la democratización, en 1985, que el gentilicio uruguayo —pronunciado desde hace algunas décadas con la fricativa palatal sorda (uruguasho)— terminó por imponerse. Probablemente muchos sintieron que el término 'oriental' había quedado contaminado por el empleo abusivo por parte del gobierno de facto y, tal vez sin que los hablantes lo percibieran, su uso decayó mucho hasta nuestros días.