Viernes, 24 de noviembre de 2017

«Bilingüismo favorece
aprendizaje de otras lenguas»

27/01/2010
NULL

NULL

Por Damián Llorens, El Periódico MediterráneoJasone Cenoz y Durk Gorter, catedráticos de la Universidad del País Vasco, afirman que el bilingüismo puede favorecer el aprendizaje de otras lenguas. Entrevistados por El Periódico Mediterráneo, ambos docentes se refirieron a las ventajas de los hablantes bilingües en la adquisición de nuevos idiomas, tras dictar clases en un máster sobre Enseñanza y adqusición de lengua inglesa en contextos multilingües.—¿En qué ha consistido su intervención en este máster?—JC: Se ha trabajado sobre todo el tema del plurilingüismo, la diversidad lingüística y conceptos básicos, para después abordar el plurilingüismo desde un aspecto más social y educativo, con la exposición de algunas de las investigaciones realizadas.—¿El bilingüismo favorece el multilingüismo?—JC: Los resultados en Euskadi han sido bastante positivos. Hemos comparado el aprendizaje en alumnos de Secundaria bilingües y monolingües y los alumnos bilingües progresan más rápidamente porque, de acuerdo con otros estudios, las personas bilingües tienen más desarrollada la conciencia metalingüística y, además, están acostumbrados a manejar dos lenguas. Esta flexibilidad comunicativa, al cambiar de una lengua a otra, puede favorecer también la adquisición de otras lenguas.—Un estudio reciente de la UE sobre el aprendizaje de lenguas en Secundaria relega a España a los últimos puestos. ¿En qué somos diferentes de Lituania o Suecia?—DG: Hay grandes diferencias en las sociedades respecto a las lenguas, por ejemplo, en Holanda es habitual que la televisión emita películas en inglés subtituladas. La gente escucha el inglés y aprende, además de existir una larga tradición en el aprendizaje de lenguas: francés, alemán, inglés. La tradición tiene un papel muy importante, así como también el sistema escolar.—En muchas comunidades bilingües se plantea qué lengua debe primar en la enseñanza.—JC: Lo que las investigaciones han probado es que los hablantes de una lengua mayoritaria (el castellano) que reciben su instrucción en otra lengua (siempre manteniendo como asignatura el castellano a nivel formal), mejoran el nivel de esa segunda lengua y mantienen el nivel en la lengua mayoritaria.